Intermas compra el 70% de la empresa italiana Viscoret

Intermas Nets continúa con su hoja de ruta internacional. El fabricante catalán de mallas de plástico extruidas acaba de firmar la compra del 70% de la empresa familiar italiana Viscoret, que opera en su mismo sector.

La operación permitirá al grupo que dirige Josep Torres disponer de una fábrica y de una red comercial en Italia, mercado en el que ahora no estaba presente directamente. Intermas Nets exportaba al país transalpino por valor de cuatro millones de euros al año.

A pesar de la crisis económica, el grupo de Llinars del Vallès ya trabaja en la adquisición de otra compañía europea del sector, que podría materializarse el próximo año. “Seguimos adelante con nuestra estrategia de implantación internacional e incremento de nuestro tamaño”, explica el consejero delegado de la compañía, participada en un 20% por Aurica XXI.

Con sede en la localidad de Lomagna, situada a 40 kilómetros de Milán, Viscoret factura nueve millones de euros anuales y, en su último ejercicio, registró un ebitda de 750.000 euros. Su especialidad son las redes de plástico destinadas al sector de la jardinería, agricultura y sistemas de protección para la construcción.

La compañía obtiene el 80% de sus ingresos en el mercado italiano y el 20% restante corresponde a exportaciones, fundamentalmente a países de la Europa del Este. “Aquí está una de las claves de la compra”, afirma Torres, en referencia a que la adquisición permitirá reforzar la presencia de Intermas en países como Hungría y Polonia.

Intermas Nets ha pactado con el fundador de la compañía la opción de poder comprar el 30% adicional del capital a finales de 2013. Viscoret emplea a 35 personas y cuenta con una planta de 6.500 metros cuadrados con 26 líneas de extrusión de plástico. En su fábrica de Llinars del Vallès, Intermas posee cien líneas de producción. La empresa italiana permitirá mejorar algunos procesos productivos y optimizar la eficiencia de costes actuales.

Nueva planta en Lille

Intermas Nets prevé cerrar 2010 con un incremento de las ventas del 5%, hasta sumar 167 millones de euros. La compañía –que aspira a salir a bolsa cuando duplique su tamaño– registrará un ebitda de 13 millones, cifra ligeramente inferior a 2009, como consecuencia del alza de las materias primas.

En 2011 Intermas prevé trasladar su fábrica de Lille (Francia) a un nuevo polígono situado a las afueras de la población, ya que la planta se encuentra ahora en el centro de la ciudad. La nueva factoría estará lista en agosto, tendrá 9.000 metros cuadrados y supondrá una inversión de seis millones de euros. Esta factura no será asumida por Intermas, que ocupará las instalaciones en régimen de alquiler.

Con esta misma fórmula de alquiler, el grupo acaba también de ampliar en 12.000 metros cuadrados un almacén logístico que tiene en Ballée, también en Francia, para afrontar el crecimiento de la empresa en el mercado galo, que ya aporta el 45% de los ingresos. Intermas emplea a 635 personas y tiene también filiales en Hungría y Polonia.

19 octubre, 2010|
Volver